“Cuando el ego acaba en lesión”

img_1440

“¿Realmente somos sinceras cuando decimos al mundo que no competimos cuando nos ponemos unas zapatillas…?”

Hablando siempre en primera persona por supuesto, tengo la sensación de que a veces no sé controlar ese “ego” o yo interior que todos tenemos, el cual el 95% de tiempo nos dirige y recuerda constantemente los valores recibidos durante el recorrido de nuestra vida y, que a raíz de los mismos, no nos gusta decepcionarnos cuando no cumplimos un objetivo. Es como si siempre tuviéramos que demostrarnos algo: Valor, fuerza, inteligencia, simpatía, atractivo…

Son muchas las veces que escucho: “yo corro porque me gusta, no por competir” y, no es que lo dude, es que hasta yo misma lo he dicho, y después he caído en mi propio embuste dejándome llevar por el instinto competitivo que llevo dentro. Y no es que compita con la seguridad de que voy hacer Podium, precisamente porque soy consciente de mi preparación, edad y otros factores que me restan posibilidades, pero aun así llevo esa “vocecilla” en mi cabeza que dice: “corre, corre… no serás la primera, pero no se te ocurra llegar la última, sería bochornoso para ti misma, así que tira de cabeza y corre”. ¿ Alguna vez os ha pasado esto?.

¿Existe rivalidad entre sexos?

¿Es posible que las mujeres estemos hartas de escuchar que somos el sexo débil, y en consecuencia aprovechamos cualquier situación, sea laboral o deporte, para demostrar lo contrario?. No lo sé, es solo una reflexión mía.

Esta semana, a colación de dicha reflexión, mi orgullo me gritó más fuerte de lo acostumbrado. Salí a correr con un compañero, éramos él y yo solos, y no podía llorarle a nadie, mucho menos a un hombre, así que esa “vocecilla” interior fue más fuerte que la propia sensatez, por lo que corrí y corrí, esta vez en montaña, bajadas técnicas y pronunciadas, forcé y forcé, y con una lesión acabé: Microrotura grado I en gemelo vasto interno. Tratamiento:

Masoterapia (drenaje), Electroacupuntura, Flossing, Estiramientos suaves y Kinesiotape para drenaje. En definitiva, mi fisioterapeuta me recomienda reposo unos días sin forzar, y a partir de ahí rodaje muy suave. Todo por ¿demostrar algo?, quizá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: